EL DRON QUE REGISTRÓ LOS ATAQUES EN CURANILAHUE: CARABINEROS Y FUERZAS ARMADAS NO ACUDIERON AL LUGAR

NOTA PERIODÍSTICA/ACTUALIDAD/MACROZONA/CONTINGENCIA REGIONAL.

Luego de los ataques registrados este martes, el cual dejó un total de cuatro vehículos siniestrados en Curanilahue, el personal de Carabineros y asimismo de las FF.AA., no concurrió oportunamente a la zona afectada, a sabiendas de que se les había informado hace más de tres horas, mientras que los atacantes se habían desplazado previamente. Es por ello que las fuentes vinculadas a la empresa Arauco confirmaron a un medio nacional que las mismas fuerzas de Orden y Seguridad proporcionaron datos satelitales y de apoyo en torno al desplazamiento de aquel grupo armado, el cual intimidó a un trabajador para posteriormente quemar su camión, destruyendo además un transporte de combustible, lo que abarcó incluso una camioneta y una retroexcavadora.

En medio de dicho contexto, una fuente cercana informó lo siguiente: “Para las 10 de la mañana ya habíamos alertado a las Fuerzas Armadas sobre el ataque, incluyendo la posibilidad de seguir mediante sistema GPS la camioneta que robaron”. Entretanto, la misma fuente complementó de acuerdo a lo mostrado en imágenes o bien, en torno a lo sucedido:

“A las 11 de la mañana les informamos sobre la ruta de escape que estaban utilizando, y a las 13:30 llegaron a las cercanías de Cañete. Fueron más de 3 horas de rastreo de sus movimientos. En este lapso incluso se dieron el tiempo para detenerse a comer en una especie de picnic“, cerraron.

Con todo lo demás, el grupo escapó del lugar donde había ocurrido el ataque, utilizando varios caminos de uso público, más en específico, las rutas P-32, P-334, P-418 y P-510, cuyo trayecto fue declarado como “ya conocido” al momento de referirse a la misma en cuanto a la realización de atentados. Por su parte, la violenta gira que involucró un total de al menos 15 sujetos armados, comenzó a eso de las 10:03 hrs. de aquel día en la Ruta P-32, en la que el mencionado grupo hizo parar un camión perteneciente a la empresa de Transportes Valdés, el que incendiaron al poco de obligar a su conductor a descender de este y retirarse de dicho lugar. Más adelante, vino la dramática parte de la historia, donde los mencionados sujetos realizaron varios disparos a una camioneta Chevrolet Dimax, propiedad de la empresa forestal QUIÑENCO, la cual fue previamente robada y abandonada luego de salirse de la pista mientras huían.

Tras lo ocurrido, los sujetos incendiaron una retroexcavadora que se hallaba allí, y que a su vez pertenecía a la empresa SERFOCOM. De paso sea dicho, quemaron otro camión que también era de propiedad de Transportes Valdés. Por su parte, en el mismo tramo donde se hallaba el camino, sustrajeron al mismo tiempo dos camionetas: entre ellas una Nissan Modelo NP300 roja, y que era de la empresa forestal REÑICO, junto a una Chevrolet Dimax blanca, que era del personal forestal que transitaba por el lugar. Fue así que al llegar los antisociales a la mencionada Ruta P-510, obligaron a los conductores a cargo de tres camiones que transportaban madera, a dirigirse de manera forzada con destino a Caramávida, donde usaron estos vehículos como barrera de protección ante la posibilidad de arribo de los mismos Carabineros o las Fuerzas Armadas al lugar, indicándole a dichos conductores que cruzaran los camiones en la ruta si veían llegar al personal uniformado.

Así, luego de este cinematográfico hecho, los sujetos enfilaron hacia las rutas P-512 y P-60R, para llegar finalmente a un recinto particular, el cual es usado de forma habitual para esconder madera robada de diferentes predios forestales. En este punto, la empresa aludida pudo usar un dron para recabar el material fotográfico y asimismo comunicarle a Carabineros y al personal militar dónde se hallaban los vehículos robados. A pesar de lo ocurrido, el personal no acudió al lugar antes de que se retirara dicho grupo.

En las imágenes registradas, se pueden apreciar precisamente los dos vehículos robados junto a un automóvil Toyota Yaris blanco, que portaba en ese momento mascarilla negra, vidrios polarizados y sin placas patentes, además, se encontró en el lugar una camioneta Toyota de color roja, que al mismo tiempo se encontraba junto a un grupo de 8 personas que suelen revisar los automóviles. Por su parte, el dron que volaba por los aires, se mantuvo en el lugar sin apoyo del personal policial, hasta que los mismos vehículos previamente robados, abandonaron el recinto dirigiéndose al sector Cayucupil, a eso de las 13:37 hrs. en un registro tecnológico que muestra sin omitir detalles, los hechos ocurridos en ese minuto.

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.